• ¿Qué tal?

    Vamos, pasa a esta "otra clase". Un lugar donde nos reunimos para seguir compartiendo lo que aprendemos, para expresarnos como queremos, sobre lo que hacemos y sobre lo que nos interesa.
  • octubre 2013
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    28293031  
  • EL RECREO DE MI OTRA CLASE

  • Archivos de bitácora

  • Archivos de mi curso

  • Página a página

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 8 seguidores

  • Contador de visitas

  • Autora

EL ESCUADRÓN 731 JAPONÉS

Últimamente he publicado numeros posts divertidos, con chistecillos biológicos. No sé vosotros, pero siempre he admirado a la gente que sabe sacar un chiste de cualquier cosa. Indudablemente, el sentido del humor es algo único de nuestra especie. No todos tenemos la suerte de tener muy desarrollada la capacidad de ser humorísticamente ingenioso, pero , al menos, podemos disfrutar de reír con la creatividad hilarante de los que sí la tienen.

Desgraciadamente, no solo el humor es lo único que nos hace únicos. No conozco ninguna otra especie en el planeta con la capacidad de ser tan ilimitadamente cruel como la que exhiben ciertos humanos. Por fortuna, somos muchos más los que jamás rozaríamos ni de lejos esos límites, pero, cuando, además, el poder y la ciencia están en manos de gente así, los resultados son atroces.

Os aseguro que no hay película de terror que supere a la realidad de los hechos de los que a continuación os voy a hablar.  Ocurrieron de verdad, y eso es lo que pone los vellos de punta, lo que revuelve el estómago y lo que hace que te preguntes a veces si merecemos existir como especie.

No es mi intención herir sensibilidades, así que os advierto que este artículo que he rescatado del Ojo Científico es bastante duro.  Soy una defensora de la Ciencia. Estudié y enseño Biología; por eso, aún me duele más que en pos de la Ciencia se hayan producido asesinatos y torturas de semejante calibre. Pero, en este blog no se quieren ocultar “los trapos sucios”. Sobre todo porque soy de la opinión de que olvidar es el camino más fácil para repetir errores. Ética y Ciencia siempre han de ir de la mano.

El Escuadrón 731 japonés

Fuente: El Ojo Científico

Experimentos-crueles-Escuadron-731-japones-4.jpg

Se le llamó Escuadrón 731 a un proyecto de investigación y desarrollo de armas biológicas desarrollado en Japón, dentro del marco de la Segunda Guerra entre China y Japón (1937-1945) y la Segunda Guerra Mundial, ideado especialmente por Shiro Ishii. De este modo, entre las décadas del 30 y hasta finales de la del 40, el Ejército Imperial Japonés experimentó el uso de las armas biológicas desarrolladas y diversas pruebas médicas en la población civil, especialmente en la de origen chino.

Buena parte de la despiadada fama de crueldad e insensibilidad que tuvieron los soldados nipones a nivel mundial, en buena medida, deviene de estos lamentables sucesos, tratándose de uno de los mayores y más terribles crímenes de guerra en la historia de la gloriosa nación de Japón. El escuadrón y sus numerosas instalaciones estaban camufladas y ocultas en las regiones norteñas de China, desde donde operaban como una fuerza bélica, política e ideológica extrema que en un principio surgió como un contraataque a la propaganda comunista, pero no tardó en ampliar sus horizontes e intervenir en muchos otros factores de la guerra.

Experimentos-crueles-Escuadron-731-japones-1.jpg

(Shiro Ishii)

Estas fuerzas, conocidas como los Kōdōha y que muchos comparan a la Schutzstaffel nazi (SS), promovió el ideal de supremacía racial japonés, el sabotaje político, el espionaje y entre otras tantas cosas, la experimentación con extranjeros. Cuando se realizaban experimentos médicos con humanos se utilizaba el nombre de Maruta, que significa algo así como “tronco” y que se aplicaba de forma sarcástica, ya que para las autoridades, las instalaciones no eran más que un aserradero del ejército. Bajo estos términos, la experimentación con chinos no tuvo el menor respeto por la vida ni por los derechos humanos.

Entre las numerosas atrocidades cometidas por los nipones durante estos años, los civiles eran encerrados en numerosas fosas comunes infectadas de cólera, parásitos, peste bubónica, tuberculosis y fiebre tifoidea, entre otros males, para observar cómo evolucionaban en el cuerpo humano. Los distintos patógenos también se liberaban en las ciudades con las mismas finalidades.

Experimentos-crueles-Escuadron-731-japones-2.jpg

(Complejos del Escuadrón 731)

Algunas de las víctimas llevadas a temperaturas mínimas para determinar cúal era el mejor método para el congelamiento, se probaron distintos tipos de gases venenosos, se colocaba a las víctimas en cámaras de presión (hay registros en los que se menciona que se los colocaba allí hasta que sus ojos salieran volando) y entre otras tantas atrocidades, se los disecaba en vida.

(En el siguiente vídeo, podréis ampliar algunos detalles más sobre la cuestión, con el polémico estilo que siempre tienen los vídeos del señor Dross Rotzank. Es sumamente importante que, además de tener en cuenta que es otra narración e interpretación del suceso y que no se trata de un video del ámbito científico, sepáis que el contenido del mismo puede herir vuestra  sensibilidad).

Las víctimas del Escuadrón 731 y los siniestros resultados

Quizás uno de los aspectos más intrigantes de estos crueles experimentos es que no se sabe realmente cuántos civiles perecieron tras el intenso sufrimiento de las pruebas. Aún así, se estima que la cifra seguramente supera las 200.000 muertes.

Si bien esto no fue reconocido por el Ejército Imperial Japonés, las fuerzas japonesas sí reconocieron de forma oficial la existencia y la práctica de estos experimentos en el llamado Laboratorio de Investigación y Prevención Epidémica del Ministerio Político Kempeitai. Existe evidencia de que el gobierno de los Estados Unidos de América ayudó al japonés a esconder parte de la información en pos de convertirse en su aliado durante la Guerra Fría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: