• ¿Qué tal?

    Vamos, pasa a esta "otra clase". Un lugar donde nos reunimos para seguir compartiendo lo que aprendemos, para expresarnos como queremos, sobre lo que hacemos y sobre lo que nos interesa.
  • septiembre 2013
    L M X J V S D
    « Jun   Oct »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    30  
  • EL RECREO DE MI OTRA CLASE

  • Archivos de bitácora

  • Archivos de mi curso

  • Página a página

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 8 seguidores

  • Contador de visitas

  • Autora

¿DÓNDE VA LA GRASA CUANDO ADELGAZAS?

Todos tenemos en la cabeza la idea de que adelgazamos cuando “quemamos las grasas”… Y, efectivamente, se adelgaza cuando, a falta del principal combustible que son los glúcidos, el organismo recurre a sus reservas lipídicas para obtener energía. Así que, más o menos, todos entendemos sin mucho esfuerzo que las grasas “se van” porque se gastan para obtener esa energía. No obstante, me ha gustado este artículo de un joven estudiante de medicina, José Carlos Vaqué, que nos cuenta, desde un punto de vista bioquímico, a dónde van a parar los componentes de los lípidos tras participar en los procesos catabólicos necesarios para obtener de ellos la energía que nos proporcionan.  ¿Os pica la curiosidad?

                                                  <><><><><><><><><><><><>

¿Lo has pensado alguna vez? Cuando pierdes 1, 5 o 20 kilos ¿A dónde van? Os dejo un momento para pensarlo antes de lanzarme a contestar, aquí van unas opciones (no olvidéis poner lo que pensabais en los comentarios):

1. Heces
2. Orina
3. Sudor
4. Respiración
5. Otros: “No tengo ni idea”

Las reservas energéticas de grasa del cuerpo humano se están almacenadas en forma de triglicéridos, que son tres ácidos grasos unidos por una molécula de glicerol. Los ácidos grasos son moléculas muy largas con grandes cadenas de carbonos unidos, sin embargo, para metabolizarlas se tienen que romper en fragmentos de dos carbonos. Cuando aumentan las necesidades energéticas, es decir, cuando disminuye la glucosa en sangre, se secreta glucagón, hormona encargada de mantener los niveles de glucosa y, entre otras cosas, de movilizar las reservas de grasa.

El glucagón activa una enzima lipasa que destruye el triglicérido en 3 ácidos grasos y glicerol. El glicerol se dirigirá al hígado para formar glucosa mientras que los ácidos grasos viajarán unidos a la albúmina (la grasa no se disuelve en la sangre que es acuosa) hasta el músculo.

Una vez en el músculo el ácido graso tiene que entrar en la mitocondria (fábrica de energía de las células), para ello utiliza la carnitina (sí, la famosa L-carnitina, pero tomarla en suplementos no sirve para nada si no aumentamos primero las necesidades energéticas). Ya dentro de la mitocondria el ácido graso comienza el proceso de degradación para romperse en trocitos de 2 carbonos llamado beta-oxidación. La particularidad de esto es que no lo fragmenta de golpe, sino poco a poco, de esta forma no solo se aprovecha la energía de los fragmentos sino también la energía liberada al romperlos.

Por ejemplo, si tenemos el ácido palmítico, que tiene 16 carbonos, el proceso de rotura se repite 7 veces para conseguir 8 moléculas de acetil-CoA y 33 ATPs (unidad de energía). Fragmentar la glucosa en trozos de 2 carbonos genera 5 ATPs. Una particularidad de este proceso es que los ácidos grasos vegetales (insaturados), generan menos energía.

Vale, ahora tenemos la grasa rota en unos cuantos trozos en forma de acetil-CoA y algo de energía. ¿Es esto lo se excreta? Pues no, todavía le queda un largo camino. En este punto la vía de los glúcidos y los lípidos se confluyen y los acetil-CoA van al famoso ciclo de Krebs o del ácido cítrico. El ciclo de Krebs es un conjunto de reacciones que ocurren de forma clíclica, es decir, empiezan y terminan con la misma molécula, mediante la cual el acetil-CoA se fragmenta en trozos de un carbono obteniendo de él unas moléculas intermediaras llamadas NADH y FADH2 que son las que finalmente obtendrán energía.

Estos fragmentos de 1 carbono se llaman dióxido de carbono o CO2 que al ser un gas difunde hacia la sangre donde se excreta por los pulmones y finalmente lo expulsamos con la respiración. ¡Con la respiración! Respuesta correcta 4. La grasa se va con la respiración, pero no pruebes a hiperventilar porque no funcionará, antes tiene que darse todo el proceso anteriormente mencionado.

Pero, si el CO2 viene de los fragmentos de la grasa ¿qué pasa con el oxígeno? ¿Por dónde lo excretamos? ¿Te atreves con una de las respuestas de arriba? Aquí es donde el NADH y FADH2 juegan un papel importante. Estas moléculas no abandonan la mitocondria pero se van a su membrana dónde liberan sus electrones externos (e-) muy energéticos. Estos electrones comienzan una cadena de transporte por donde van perdiendo energía paso a paso. Esta energía se aprovecha para bombear protones (H+) a un espacio entre membranas mitocondriales, creando un gradiente y acaban saliendo por una proteína que aprovecha su movimiento para producir energía en forma de ATP (la aprovechable por el organismo).

Ahora tenemos protones, electrones y mucha energía, ¿y el oxígeno? Los electrones no pueden viajar libres por la célula ya que le proporcionarían carga negativa, para evitarlo estos electrones se unen al oxígeno que respiramos y a los protones liberados creando agua o H2O. Esto significa que el oxígeno que respiramos se excreta por la orina y la transpiración así que las respuestas correctas son la 2 y la 3, aunque también la 4 porque se pierde mucho vapor de agua con la respiración.

Ahora cuando alguien te diga que el oxígeno que respiramos se convierte en CO2 mediante alguna combustión ya sabes como rebatirle.

Nota: Para ser justos a la verdad la opción 1 es correcta en ambos casos ya que siempre se pierde un poco de agua, pero además la excreción biliar tiene un relativamente alto porcentaje de grasa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: