• ¿Qué tal?

    Vamos, pasa a esta "otra clase". Un lugar donde nos reunimos para seguir compartiendo lo que aprendemos, para expresarnos como queremos, sobre lo que hacemos y sobre lo que nos interesa.
  • junio 2011
    L M X J V S D
        Jul »
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    27282930  
  • EL RECREO DE MI OTRA CLASE

  • Archivos de bitácora

  • Archivos de mi curso

  • Página a página

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 8 seguidores

  • Contador de visitas

  • Autora

Psicodelia

La palabra psicodelia es un neologismo inventado por el psicólogo británico Humprhry Osmond. A partir de las palabras griegas “psykhe” (alma, mente) y “delo” (evidencia, manifestación, por lo que viene a significar “que manifiesta el alma”

Según esta definición podemos considerar psicodélicos  todos los esfuerzos por proyectar el mundo interior de la psique, aunque generalmente cuando nos referimos a la psicodelia aludimos a cierta modalidad artística, que tiene su mayor expresión en la pintura y en la música. Esta vertiente del arte se desarrolló a partir den los años 50 del siglo pasado y se caracteriza por evocar experiencias sinestésicas, es decir aquellas en las que hay una alteración de la percepción por parte de los organos de los sentidos, de tal manera que se “huelen olores”, se “ven sonidos”, o también se percibe de manera alterada el tiempo o el sentido de la identidad y, por último, se fomentan las vivencias empáticas.

La psicodelia alcanza su apogeo en la segunad mitad de los 60 y primera de los 70. Se convierte en la manera de expresión de la denominada “contracultura”, la cual trata de desvincularse de los límites impuestos a la conciencia y a la vida diaria por el sistema dominante.

Posteriormente pierde notoriedad, aunque sigue influenciando múltiples manifestaciones contemporáneas, sobre todo, podemos apreciar este tipo de manifestación artística en publicidad, videoclips y música psicodélica de vocación underground.

Algunos científicos y humanistas, convencidos de las posibilidades benéficas de las  drogas psicodélicas para los humanos, han investigado y promocionado su uso responsable: entre ellos se cuentan Albert Hoffmann,Aldous Huxley, Alan Wats y otros.  El uso medicinal de estos fármacos constituye la psicoterapia psicodélica.

Desde los años ochenta se han producido diversos brotes neopsicodélicos.

Uno de ellos es el pshysedelic trance, movimiento que retoma algunos principios de la psicodelia de los sesenta, promoviendo la empatía con el planeta y el uso de la música como herramienta de meditación.

Otra manifestación reciente es el  psybient, un encuentro entre la música electrónica, las estructuras complejas del rock progresivo y la estética psicodélica.

En mi opinión, todo aquello que convertimos de manera excesiva  en el centro de nuestra vida  nos impide experimentar otros campos, no me gusta adoptar posturas radicales sobre casi nada por este motivo, pero, por este mismo motivo de querer saborear todo cuanto el arte, la variedad de cultura, las formas de pensar, de expresión y, en definitiva, todo lo que nos ofrece la vida, me parece que es positivo de vez en cuando dejarse llevar por sonidos e imágenes que desafían nuestra rutina, nuestra simetría o nuestra realidad. Y tampoco creo que haya que tomar ninguna droga para ello. Seguro que todos habéis escuchado alguna vez una canción que os ha hecho de repente cerrar los ojos e inspirar fuerte y os habéis imaginado que buceáis en un arcoiris o voláis en un paisaje de manchas de color, o cualquier cosa similar, o sea, os ha hecho regresar a un mundo de fantasía que solo era real en la niñez. Mi sensación es que la psicodelia es la necesidad del ser humano de encontrarse con su inocencia y con ese niño que siempre estará ahí dentro, el que conserva todo el potencial  de expresar impulsos nerviosos sin procesarlos según las convicciones aprendidas. Así que, de vez en cuando, si me encuentro con una canción que me haga cerrar los ojos e inspirar fuerte, me preparo para el viaje y me dejo llevar. Cada uno tiene un resorte, que al ser estimulado adecuadamente, produce este teletransporte . En estos últimos días, el mío ha sido esta canción que ahora comparto con vosotros. Seguramente solo servirá como billete de viaje para mí, pero en cualquier caso difrutadla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: